Estás aquí
Home > AMAmantar > Tener los pechos llenos, pero los brazos vacíos.

Tener los pechos llenos, pero los brazos vacíos.


Hablar de la muerte sigue siendo un tema tabú para nuestra sociedad, más aún cuando ocurre una muerte durante la gestación, en el parto o durante los primeros días de vida.  Es como si la sociedad quisiera esconder bajo la alfombra esto tan “terrible” que nos ha ocurrido a muchas mujeres.


Si apenas se habla del duelo, de lo que ocurrió, de los sentimientos de cada familia y cada madre… es imaginable el desconocimiento que tenemos respecto a la lactancia luego una pérdida.


Independientemente de la edad gestacional, puede existir lactogénesis (bajada de la leche).  Generalmente aparece sobre las 12 semanas de gestación, pero hay casos en los que con 9-10 semanas se puede percibir.

Entonces, ¿qué hacemos con la leche, si no tenemos un bebé en nuestros brazos para amamantar?



– Inhibición farmacológica: Se utiliza en caso de pérdida gestacional o después del parto, cuando aún no se ha producido la “bajada” de la leche. Consiste en la administración de fármacos durante los primeros 2-3 días. Suele ser bastante eficiente si se administran de manera precoz y oportuna.  Posterior a esto podría no ser tan efectivo y la madre podría presentar producción de leche de igual manera, teniendo que inhibir de manera fisiológica. 
 
– Inhibición fisiológica: Consiste en pequeñas extracciones, de mínimas cantidades de leche, para evitar las molestias de la congestión y conseguir que el Factor de Inhibición de la Lactancia contenido en la propia leche inhiba la producción de manera progresiva.
Esta extracción debe ser de la mínima cantidad posible, justo para aliviar el dolor, y nunca un vaciado excesivo pues conseguiríamos el efecto contrario al pretendido, es decir, producir más leche.  Puede recurrirse a frío local entre las extracciones para aliviar las molestias y calor húmedo antes de cada extracción en caso de dificultarse la misma.  En un periodo de 2-3 semanas ya debería ir disminuyendo considerablemente la producción.

– Lactancia a hermanos mayores: Cuando había hermanos lactantes durante el curso de este embarazo en el que se ha padecido la pérdida, es posible continuar dando el pecho el tiempo que madre e hijo/a deseen, así la inhibición será fisiológica. Pero también, puede suceder que se desee inhibir la lactancia y no continuar dando el pecho al hermano mayor.  En este caso se recomienda utilizar cualquiera de las alternativas descritas en los otros puntos, siendo más recomendable la inhibición fisiológica.

Hay mamás que realizan ceremonias para cerrar el duelo: riegan con su leche plantitas o árboles memoriales; devuelven la leche a la “Madre Tierra”; se hacen joyas de leche para poder guardar un poquito de esta experiencia, etc.  Sea cual sea la decisión de la madre, es bueno que conozca sus opciones, y pueda decidir tranquila y en paz.

El 15 de Octubre de cada año, es el Día Internacional de la Sensibilización por el Duelo Perinatal y junto a todo el equipo de Breastfeeding.cl, queremos enviarles un abrazo apretadito a todas las que hemos pasado por algo así y que de una u otra forma, estamos ayudando a visibilizar algo natural, muy triste, pero más común de lo que quisiéramos.

Comments

Comentarios

Agregar un comentario

Top