Estás aquí
Home > AMAmantar > Lactancia y mitos de verano

Lactancia y mitos de verano

Es un misterio para mí lograr entender cómo TANTOS mitos se han ido arraigando en nuestra cultura respecto de una etapa tan natural como lo es la lactancia, pero aún más me intriga que tantas personas los mantengan vigentes y los difundan, existiendo tantos medios hoy para corroborar qué tanta razón hay detrás de ciertas creencias… ¡en fin! 🤷‍♀️

En Chile estamos en pleno verano🌞 y como tenemos mitos para todos los gustos y épocas, aquí vamos con algunos específicos de este período del año:

  • “No puedes amamantar a tu guagua si tienes mucho calor o si pasaste todo el día al sol”

No hay ningún problema con esto. La leche no se calienta por sobre la temperatura del cuerpo de la madre y el haber estado al sol (muchas o pocas horas) más allá del cuidado de la piel y respectivo uso de protector solar, no tiene ningún impacto en la producción de leche, su cantidad, calidad o contenido nutricional.

  • “Debes tomar mucha agua antes de amamantar a tu guagua”

Lo cierto es que siempre debemos hidratarnos y más aún cuando hace calor. El cuerpo sabe lo que necesita y naturalmente en momentos de mucho calor pide ingerir más líquido, como también sucede durante la lactancia, ya que sacrificamos parte del líquido que poseemos en el proceso de producir leche materna, razón por la cual muchas mujeres manifiestan tener muchísima sed en su lactancia.  Da lo mismo si es verano o invierno, la idea es aumentar nuestra ingesta de agua en la lactancia haciéndole caso a las señales de nuestro cuerpo, y si siempre hemos sido más bien malas para tomar agua, quizás aumentar la ingesta de líquidos con un poquito más de detención. No es necesario ni reglamentario hacerlo justo antes de amamantar: no tiene ningún impacto en esa toma en específico más allá de resultar refrescante.

  • “Si te bañas en la piscina o el mar no puedes amamantar porque tu leche saldrá salada/con cloro”

¡¡Ajajajajajajaja!! 🤣 Ehhhh…. NO. No existe posibilidad de que esto suceda. Eres un ser humano, no una esponja ¡¡ajajajajaja!! (¡¡perdón la falta de seriedad, pero es que algunos mitos me superan!! 🤣)

  • “Tu guagua necesita tomar agua con este calor”

Si tu bebé tiene menos de 6 meses de vida, NO NECESITA AGUA. La leche materna le hidrata y nutre perfectamente y no necesita de aguas ni jugos extra. Luego de los 6 meses, poco a poco, debemos incentivar el hábito de beber agua (pura, idealmente). En verano pueden pasar 2 cosas: que una guagua (+6m) beba más agua que otros días, o esté colgado a la teta más que lo que acostumbra.  Confía en tu guagua: su cuerpo sabe lo que necesita.
(revisa aquí para más info acerca de lactancia y deshidratación)

Esperamos que estas orientaciones hagan de tu verano un momento de disfrute y te sientas tranquila frente a cualquier mito que quiera venir a opacar tu momentos de relax.

¡Felices lactancias y lindo verano para todas! 🤱😎

Comments

Comentarios

Jael Bitran A.
Mamá de Renata. Vegetariana hace 16 años. Psicóloga Perinatal, Asesora de lactancia materna Edulacta. Amante de las manualidades, la lluvia, la naturaleza y el chocolate. Tremendamente apasionada por los procesos de gestación, parto, lactancia y crianza. Enemiga acérrima de la violencia obstétrica y los mitos sobre crianza y lactancia. La lactancia de 3 años y 5 meses de mi hija como uno de los caminos más lindos que he recorrido.

Agregar un comentario

Top