Estás aquí
Home > AMAmantar > Lactancia: Lo que debes saber y que nadie comenta…

Lactancia: Lo que debes saber y que nadie comenta…

Dicen que cada lactancia es un mundo…

Diariamente leo una gran cantidad de consultas sobre este tema; mujeres afligidas por una infinidad de problemáticas que se convierten en encrucijada, especialmente cuando eres madre por primera vez y te encuentras con opiniones divididas. Unos dicen una cosa, luego otros lo contrario. Lo cierto es que siempre existe alguien a quien recurrir para disipar tus dudas.

Pero, ¿qué pasa cuando tienes una inquietud tan pero tan personal, que sientes que no la puedes compartir con nadie?  ¿Y qué pasa si el tema es tan fuerte para ti, que te hace considerar un destete precoz?

Hace unas semanas me encontré con la consulta anónima de una mamá que estaba viviendo un verdadero calvario mental. Lo primero que pensé fue “debe haber algo alojado en su subconsciente que explique este fenómeno” y claro lo primero que se me ocurrió fue que debía visitar a un psicoterapeuta. Pero paré un segundo y antes de aventurarme a dar mi parecer, investigué, como siempre.

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Esta mamá lo estaba pasando pésimo porque muchas veces sentía placer sexual al amamantar a su bebé. Incluso dijo haber tenido orgasmos ciertas noches al amamantar semi dormida. Era algo totalmente involuntario e incontrolable. Estaba, de verdad, sumamente afectada. Se presenta una suerte de sentimiento de incesto que genera culpa y fuertes ganas de destetar, a pesar de estar conscientes de los beneficios de la lactancia materna.

Cuando una no ha tenido esa experiencia, cree que se trata de algo extraño, pero realmente no es así. Es muchísimo más común de lo que creemos, sin embargo no es algo que se hable, aún, abierta y cotidianamente.

La teoría biológica indica que todos los ingredientes presentes en el sexo, están también presentes en la lactancia. Cuando una mujer amamanta, su cuerpo libera dos importantes hormonas: prolactina y oxitocina. La prolactina estimula la producción de leche y ayuda a generar apego. También hace que la madre se sienta relajada y somnolienta. La oxitocina, conocida también como la hormona de la felicidad, genera sentimientos placenteros para la madre y causa contracciones uterinas. La otra instancia en que se libera oxitocina y el útero se contrae es durante el orgasmo.

Algunas mujeres podrían incluso llegar al orgasmo mientras amamantan; otras, podrían disparar leche por los pezones si tienen un orgasmo durante el acto sexual. Cuando se libera oxitocina al torrente sanguíneo, se puede provocar eyección de leche. Como pueden ver, los pechos, amamantar, la producción de leche y las experiencias sexuales, están estrechamente conectadas.

Aunque esta combinación de hormonas, estimulación del pezón y contracciones uterinas, pueda producir exitación, no significa en absoluto que la madre sienta algo sexual hacia su bebé. Un estudio reveló que el 80% de las mujeres consideran sus pezones una zona erógena. No porque haya tenido un bebé, el pecho pierde esa propiedad.

Nosotros como sociedad, debemos luchar por eliminar ese estigma. Debemos hablar sobre aquello que nuestra cultura no habla. Incluso muchos profesionales de la salud podrían sentirse incómodos hablando de este tema, porque tampoco han sido capacitados al respecto. La clave es informar.

¡¡Así que a liberarse de culpas!!  Si bien a muchas mujeres no les pasa, muchas otras sí lo viven y está muy bien.  Es normal, es natural.

 

Karen Rodríguez J.
Asesora de Lactancia
Columnista Breastfeeding Chile

 

Comments

Comentarios

Agregar un comentario

Top