Estás aquí
Home > AMAmantar > ¡Estoy quedando calva por la lactancia! ¿Realmente es culpa de la teta?

¡Estoy quedando calva por la lactancia! ¿Realmente es culpa de la teta?

Alrededor del segundo o tercer mes de haber tenido a nuestros bebés, esto comienza.  Al principio no le tomamos mucha importancia, hasta que de pronto comenzamos a encontrar cabellos en la cama, cabellos en la ducha, cabellos en el suelo, se nos cae mucho mucho el cabello y por “montones”… luego, llega la peor parte: nos encontramos “pelones” y entramos en desesperación.  Justo llega alguna persona, amigo o familiar que nos dice: “ah si, es por la lactancia”… entonces, ¿realmente me estoy quedando calva por culpa de la teta?

 

La verdad es que no, para variar, no es culpa de la lactancia.  Para explicar este proceso de mejor manera primero revisemos cuál es el ciclo normal del cabello:

Etapa 1, de crecimiento: esta etapa dura de dos a seis años aproximadamente.  Alrededor del 90% de los cabellos se encuentran en esta etapa.

Etapa 2, de transición: en esta etapa el cabello deja de crecer.  Su folículo involuciona.  Esto tarda alrededor de 2 a 3 semanas.

Etapa 3, de reposo: el pelo no crece más.  Está suelto hasta que se cae.  Esta etapa dura de 3 a 4 meses.



Durante nuestros embarazos, el cabello está en etapa 1: se estanca aquí.  Una vez producido el parto, entre el segundo y tercer mes comienza esta caída masiva, y pareciera que TODO el cabello pasa por la etapa 3 a la vez.  Este proceso se llama Efluvio Telógeno y NO depende de la lactancia, es un proceso hormonal normal en el post parto por el cual pasamos todas las mujeres, algunas más acentuado que a otras, claramente.

 

 

¿Qué hago para evitar quedar sin cabello?

Primero y fundamental, dicho lo anterior, es PACIENCIA.

Aunque suene loco es así, es un proceso que irá disminuyendo.  Entre los meses 6 y 15 del post parto ya estará todo calmado ¡¡y tendrás mucho pelo nuevo!!  Algo que personalmente me “resultó” fue que tenía mi cabello largo, me lo corté en una melena y visualmente se notaba “menos” esta caída.  Puedes intentar shampoo anti caída (si tienes dudas de la compatibilidad revisa siempre www.e-lactancia.org) y también vitaminas, pero vuelvo a repetir: el cabello que se nos cae se tiene que caer, y no existe evidencia científica que respalde que el uso de shampoo anti caída o vitaminas evite esta caída.  No hay más que hacer.

¡Mucha paciencia para todas!

Comments

Comentarios

Karin Carreño
Mamá de Cristóbal Asesora de Lactancia EDULACTA

Agregar un comentario

Top