Estás aquí
Home > AMAmantar > Crisis del año

Crisis del año

¡Han cumplido ya un año de lactancia materna!
Tu guagua además de tomar pecho ya come ciertos alimentos, las comidas se dan cada vez con menor dificultad, acepta mejor algunos alimentos nuevos, come mayor cantidad que antes.  ¡Todo súper! pero de repente…  ¡Caos!
Tu guagua pide mucho más seguido pecho y comienza a rechazar la comida…  Todo ese tremendo trabajo, esas eternas horas invertidas en que coma, esos miles de platos de comida que no quiso ni tocar, todo ese tiempo en la cocina preparando algo que le gustara y ¡¿ahora qué?!



Esta etapa también es llamada anorexia del año.  Es normal, esperable, pero causa gran angustia a los padres.
Seguramente escucharás que producto de haber llegado hasta este punto con tu lactancia, eres culpable de que tu guagua no quiera comer “porque se llena de leche y no se alimenta” (¡como si la leche no fuera el mejor alimento que tu guagua puede recibir!).  Hay médicos que dicen que a estas alturas la leche es agua… ¿¡AGUA!?
Ahora tu bebé, naturalmente, dejará de crecer de forma tan apresurada como lo ha hecho hasta ahora, lo cual se traduce en un menor requerimiento calórico.  Le dará prioridad a las tomas de pecho y dejará la comida de lado.  Quitarle el pecho por esta razón solo hará de esta crisis algo más difícil y hará de la hora de comer un espacio cargado de sensaciones negativas y ansiógenas.


No tengas miedo.  Es cierto que esta crisis es angustiosa y agotadora, pero tu guagua sí que se está alimentando.  No dejes de ofrecerle cada día sus comidas, nunca le obligues a comer, intenta modificar la presentación de los alimentos.  Si come papillas quizás puedes investigar un poco acerca del BLW (Baby led weaning) y pude que tu guagua acepte mejor la comida en ese formato.  Si por el contrario, tu guagua ya come enteros, pudieras cambiar la presentación, los colores, agregar salsas, decorar su plato, etc.  Esta etapa es de reinventarse, de explotar la creatividad y de cultivar aquello que es el primer requisito para sobrevivir a la ma/paternidad: La paciencia infinita.

~Volver al post inicial sobre crisis de crecimiento aquí

Comments

Comentarios

Jael Bitran A.
Mamá de Renata. Vegetariana hace 16 años. Psicóloga. Asesora de lactancia <a href="http://www.edulacta.com/">Edulacta</a>. Amante de las manualidades, la lluvia, la naturaleza y el chocolate. Tremendamente apasionada por los procesos de gestación, parto, lactancia y crianza. Enemiga acérrima de la violencia obstétrica y los mitos sobre crianza y lactancia. Amamantando felizmente “hasta que las velas no ardan”.

Agregar un comentario

Top