Estás aquí
Home > AMAmantar > Composición de la leche materna: simplemente perfecta

Composición de la leche materna: simplemente perfecta

Como ya lo hemos dicho antes, no existe mejor leche para un bebé que la leche de su madre, ya que está específica y delicadamente creada para el cachorro humano.  La leche materna es un fluido vivo, lo cual significa que es capaz de modificar su composición dependiendo de factores, como el clima, la edad de tu bebé, si estuviese enfermo o fuese prematuro, entre otros contextos.  Incluso, la leche de una misma madre será diferente para cada uno de los hijos que amamante.  Sorprendente, ¿no?

En esta oportunidad, quisiéramos hablar acerca de la leche materna y su composición según cada etapa, para que no te quede ninguna duda de que ésta es perfecta para tu bebé y nada se le pude comparar, aún cuando lo intenten y cobren caro por ello! ?

IMG_5911

 

El Calostro

Es la leche que produces los primeros 3-5 días luego de que nace tu bebé.  Incluso hay algunas mujeres que aún gestando, en sus últimas semanas, ya notan algunas gotitas brotando de sus pechos.
Se caracteriza por producirse en pequeña cantidad y por su característico color amarillo-anaranjado, el cual se lo debe a su concentración de betacaroteno.
El calostro es rico en proteínas, hidratos de carbono y anticuerpos.  Los leucocitos abundantes que posee son potentes defensas contra infecciones.  En contraste, es bajo en grasas, por lo que se digiere muy rápidamente. Además, posee efecto laxante, lo cual es fundamental para que tu guagua libere rápidamente el meconio, baje la bilirrubina y no cause ictericia.  Por ello, en casos de bilirrubinemia (bilirrubina alta) lo correcto es dar con mayor frecuencia leche materna, de fácil y rápida digestión, y no fórmula, la cual es mucho más lenta y difícil de absorber por el cuerpo de tu guagua.

 

La leche de transición

Se produce aproximadamente luego de 2 semanas de haber nacido el bebé.  Es una leche mucho más líquida que el calostro, ya no amarillenta sino que blanca y se produce en grandes cantidades.  Se compone de un 90% de agua y un 10% de una mezcla perfecta entre hidratos de carbono, proteínas y grasas.  Esta leche da energía, favorece el crecimiento y brinda una importantísima protección contra posibles infecciones.

 

La leche madura

Se compone de hidratos de carbono, proteínas, grasas, minerales, vitaminas, enzimas, hormonas y anticuerpos, los cuales intentaré resumir a continuación:
Lactoferrina – Proteína que protege los intestinos de tu guagua de bacterias, virus y otros organismos que pudieran enfermarle.
Inmunoglobulinas A, G, H – Proteínas protectoras de bacterias y virus tales como el E. Coli.
Lisozima – Enzima con función antiinflamatoria y protectora, promueve el crecimiento de la flora intestinal. Protege a tu guagua de E. Coli y Salmonella, entre otros.
Factor bifidus – Proteína que favorece el crecimiento de lactobacilos, bacterias beneficiosas para el sistema digestivo y el equilibrio de la flora intestinal.
Grasas o lípidos – Muy necesarios para el desarrollo del cerebro, la absorción de vitaminas y son una buena fuente de calorías. La dieta de la madre puede influir en el tipo de grasa que contiene la leche.  Existe mayor cantidad de grasas al final de la toma de leche materna.
Vitamina C – Aumenta la absorción de hierro para prevenir la anemia.
Vitamina D – Aumenta la absorción de calcio.  La leche materna la contiene pero en baja cantidad, ya que es una vitamina que obtenemos gracias al Sol.  Pasear con nuestra guagua en los horarios seguros de exposición al Sol unos minutos al día ayudarán a que obtenga dicha vitamina.  Dado que la exposición solar hoy en día no es tan simple ni segura como hace años atrás, algunos pediatras aconsejan suplementar esta vitamina.
Hidratos de carbono – Principalmente lactosa, la cual se concentra hacia el final de la toma.  Ayuda a combatir infecciones y promueve el crecimiento de la flora bacteriana, además de ayudar en la absorción de algunos minerales.
Calcio – Uno de los principales minerales de la leche materna.  Ayuda al crecimiento y desarrollo de los huesos.
Hierro – Posee niveles bajos, pero altamente biodisponibles, esto es, fácilmente absorbidos por el cuerpo de tu guagua.  El hierro de la leche materna tiene una absorción muchísimo mayor (90%) que en el caso de la leche de vaca (30%).
Zinc – Mineral necesario para la activación de enzimas digestivas.

¿Pensaste que tu leche era más simple?  ¡Es maravillosamente compleja! ?  Tu cuerpo crea para tu guagua el alimento más inteligente y completo que existe.  ¡No lo dudes ni un minuto! ❤️
Revisa aquí una comparativa entre la leche humana y la leche de vaca, información que hace aún más evidente lo importante que es que cada cría se alimente con la leche que fue específica y especialmente creada para el crecimiento y desarrollo de su especie ?

¡Lindas y nutritivas lactancias para todas! ?

Comments

Comentarios

Jael Bitran A.
Mamá de Renata. Vegetariana hace 16 años. Psicóloga Perinatal, Asesora de lactancia materna Edulacta. Amante de las manualidades, la lluvia, la naturaleza y el chocolate. Tremendamente apasionada por los procesos de gestación, parto, lactancia y crianza. Enemiga acérrima de la violencia obstétrica y los mitos sobre crianza y lactancia. La lactancia de 3 años y 5 meses de mi hija como uno de los caminos más lindos que he recorrido.

Agregar un comentario

Top