Estás aquí
Home > AMAmantar > Acompáñame a ver esta triste historia: el desodorante y la grasa de oveja

Acompáñame a ver esta triste historia: el desodorante y la grasa de oveja

 

¡Hola! Les quiero contar algo que me pasó hace un par de días en un mall de la periferia.

Han sido días difíciles para todos en Chile. Seguramente tú, mamá, has sentido pena, has llorado, y te diste cuenta que tu reflejo de eyección se ha visto afectado, creyendo incluso que “se te cortó la leche”. No es así. Solo cuesta un poco más de tiempo en salir 🙂 Confía en ti, tus instintos, tu cuerpo, y tu lactancia 🙂

Salir de la casa no es lo mismo que hace más de un mes atrás. En lo particular, desde que el país estalló socialmente, no había salido de la burbuja de mi comuna, con la excepción de haber ido un par de veces a la comuna vecina.

Por necesidades de mi emprendimiento, tuve que ir a Santiago :O Atiné y fui el día domingo al sector de Franklin y a Plaza Oeste. Para mi suerte, todo estaba como si nada hubiera pasado :O

Después de caminar por la calle Placer y Víctor Manuel, y abastecerme de una parte de materiales, fui al mall. Necesitaba cosas de ahí, y 1 desodorante. Sí: un miserable desodorante. Uno especial, que me gusta mucho: Dove con aroma a talco natural y sándalo <3

Pre-Unic: no hay.
Maicao: no hay.

Me enchuché y me iba a ir cuando atiné: ¡Aquí hay farmacias! (Igual es ridículo. En las tiendas de perfumería y afines no tienen desodorante…)

En fin, fui a la $alcoBrand. No había.

Fui a una Cru$ Verde. Había O___O ¡Pero había uno solo!

Pensé para mí mismo: “Wn, a lo mejor aquí en la góndola solo hay uno, pero en la bodega hay más” (imagínenme como Homero Simpsons pensando).

Saqué mi número, que debe haber sido… no sé… el 67. Iban en el 47. UwU

Esperé pacientemente. PA-CIEN-TE-MEN-TE.

Avanzaba más lento que la agenda política de Piñera. ¡Pero leeeeeento!

Cuando había avanzado unos 10 números, y ya habían pasado unos VEINTE MINUTOS de espera, escucho a la mujer que estaba a mi lado pedirle a la trabajadora de la farmacia PURELAN.

Yo: O_____O

La mujer tras el mostrador le dijo algo como “a ver… mmmhhh… déjeme ver en el sistema….
Nop, no hay, pero espéreme…”

Pasó hacia la tienda, donde están las góndolas de productos y muy para callado, como para que el onvre (yo) no escuchara la palabra tabú (pezón), y le dijo algo como “mire, no hay Purelan, pero tengo ESTA (no caché cuál era)”.

Mientras la dependiente volvía tras el mostrador, yo le dije:
– Hola, disculpa que me meta, pero escuché que andas buscando algo para las grietas en los pezones. ¿Te puedo recomendar algo? Unas gotas de aceite de oliva y los pechos al aire 🙂 La lanolina es grasa de oveja y mantendrá la humedad, por lo que le va a costar que le cicatrice”.

Me agradeció el dato, pero de todas maneras hizo la pregunta mágica a la dama de la farmacia.

– ¿Cuánto cuesta? – preguntó la cliente, que no tenía pinta de ser la mamá en apuros, sino que una amiga de la puérpera.
– Déjeme ver… $17.000 pesos.
Yo: O_____O (can-cha-ta-ma-ra).

La susodicha, espantada por el precio, desistió de comprarla, agradeció, dio media vuelta y volvió a agradecerme el dato.

Espero que al menos si desconfió del dato dado por el onvre, y pensó “qué me viene a dar datos de lactancia un wn que no tiene tetas”, primero, le digo que tengo tantas tetas como cuico del Portal La Dehesa, y espero haberle dejado la incertidumbre, y al menos haya buscado en Google para ver que mi dato era el perfecto e indicado.

¡DIECISIETE MIL PESOS POR UN *UTO TUBO DE GRASA DE OVEJA!


¡Gracias por leerme! 😀
RP, el evangelista de la teta.

PD: Luego de que ella se fue, puse cara de ¡Por la chucha, no voy a perder más tiempo para comprar un *uto desodorante!, y arrugué la cagá de papelito de mi turno y me fui.
PD 2: encontré UN desodorante en el Tottus.
PD 3: si me lee alguien que trabaje en Dove, por favor manden desodorantes para reponer existencias.
PD 4: disculpen que esta publicación no sea tan “seria” como las que generalmente compartimos, pero quise que fuera un relajo para ustedes 🙂
PD 5: historia 100% real no fake.

Comments

Comentarios

Rodolfo Palominos
Fotógrafo. Amante del contacto humano, las familias, la luz natural y de la naturaleza. Enemigo de estar encerrado. Sueña con hacer una gira por todo Chile, fotografiando mamás lactando.
http://www.fotofamiliar.cl

Agregar un comentario

Top